La firma neoyorkina apuesta por la niña bien del Upper East Side para su campaña primavera/verano 2011. Todas las prendas de este pequeño avance de la colección se pueden comprar a través de su tienda online.

Quiero volver a morder la Gran Manzana… Y sentir el torbellino de olores colándose en mi nariz, sufrir calambrazos cada dos por tres, pasear por sus avenidas mezclándome con gente de múltiples etnias y culturas, leer las placas de los bancos de Central Park, parar un taxi en mitad de la carretera…

Hace exactamente un año llevaba el cinturón puesto, los pies descalzos, una almohada en los riñones y una manta tapándome las piernas. A mi lado, mi amiga Usoa (Britans) mirando el avioncito de la pantalla, escuchando música y dándome la murga para que no me durmiera. Sí, ella es capaz de hacer muchas cosas a la vez. En los asientos de al lado, nuestros padres en el quinto sueño. Filas más atrás, Bimba Bosé. 8 horas más tarde aterrizábamos en suelo neoyorkino.

No pretendo escribir un cuaderno de viaje narrando mi experiencia porque supongo que a nadie le interesará escuchar lo maravilloso que es Manhattan, con sus avenidas, su Times Square, su Central Park, sus tiendas, su Brooklyn Bridge… Vamos, esto está requetemascado. Iré al grano. La revista Warehouse (nuestro proyecto final de carrera y del cual me siento muy orgullosa) me brindó la oportunidad de escribir un reportaje sobre la excursión de contrastes: un recorrido por los barrios ricos y pobres de la metrópoli americana. Porque la miseria y delincuencia del Bronx y la exuberancia de White Stone se separan por un puente.

“Audrey Hepburn camina por la Quinta Avenida y saca un croissant de una bolsa de papel. Mordisquea el envoltorio delante del escaparate de Tiffanys donde Sarah Jessica Parker se detendría años después. A pocas manzanas, el gorila más tierno de Hollywood escala el Empire State, mientras el jovencísimo Macaulay Culkin hace barrabasadas en el Hotel Plaza junto al Central Park. El cine ha mostrado al mundo entero los rincones más emblemáticos de la metrópoli americana. Pero, ¿quién sabe que Michael Jackson donó dinero para reabrir los estudios Astoria en calidad de museo? ¿y que Celia Cruz hizo sus primeras grabaciones en el Bronx? ¿o que el hospital psiquiátrico más grande de Nueva York fue dirigido por Luis Rojas-Marcos, hermano del ex alcalde de Sevilla?” Para leer el reportaje completo (pág 105) AQUÍ, y de paso os recomiendo que echéis un vistazo a la revista.

A continuación, las típicas fotos de turista en Nueva York

Barroquismo puro y duro. Armazones curvilíneos. Colores limpios. Minimalismo extremo. Una antítesis que nos lleva de vuelta a los años 50 y 60. Prada presenta su nueva colección de gafas de sol primavera/verano 2011 a través de varias ilustraciones elaboradas por Bisignano, Marcela Gutiérrez y Andrea Tarella, ilustradores y perspicaces discípulos de Miuccia Prada.

Una original idea para intentar vendernos (o colarnos) unas gafas de sol de dudoso gusto… Yo me quedo con las ilustraciones.

 

 

Esta primavera se lleva el naranja, el amarillo limón, el turquesa, el rosa, el verde lima… Si es chillón, mejor. Si es con matices futuristas,  mejor que mejor. La primavera huele a naranjas, limones, kiwis, frambuesas… Colores de frutas que han irrumpido con mucha fuerza en las pasarelas nacionales e internacionales y que se empiezan a colar poco a poco en las tiendas.

He de reconocer que nunca me ha gustado el color naranja. Le tengo tirria desde siempre, aunque sea uno de los colores favoritos de mi madre. Solo lo admito en bikinis o bañadores, quizá porque es un color que resalta el bronceado veraniego. Pero nada más. En cuanto a prendas de vestir, soy tolerante con el naranja-salmón y el naranja-teja-tirando a marrón. De hecho, son colores que me encantan.

*Estos zapatos de H&M me rechiflan, ¡los quiero!

*¿Melocotón con rojo? Sigo sin verlo pero por separado me encanta

*El verde lima me parece interesante, quizá no para un vestido pero sí para una camisa o camiseta. Algo más discreto, vamos

*El rosa que propone Zara no termina de convencerme…

*Y por último, Mango también se apunta a la explosión frutal del verano

¡Qué gran descubrimiento para terminar la semana! Los vestidos de esta marca londinense de las hermanas Tracey y Leigh me han dejado sin palabras. ¿Y lo mejor? Se pueden comprar a través de su tienda online. ‘Dolores’, ‘Joy’, ‘Lily Rose’, ‘Becca Pink’… Quiero comprarme uno pero no sé ni por dónde empezar y parece que vuelan a la velocidad del rayo.

*Fotos: Dahlia Fashion

 

 

 

H&M continúa trabajando a favor de la sostenibilidad y el medio ambiente como ya lo hizo el año pasado con The Garden Collection. Y parece que este año pretenden repetir el éxito. Esta primavera, el gigante sueco lanzará Conscious Collection, una colección de prendas confeccionadas con materiales que respetan el medio ambiente como el algodón orgánico, TENCEL y poliéster reciclado. “Ya no se trata solo de algodón orgánico, ahora las posibilidades de crear un look total realizado con materiales eco han aumentado. Gracias al continuo diseño de las prendas de Conscious Collection, tenemos la oportunidad de mostrar todo lo que se puede crear con tejidos más sostenibles”, ha señalado Ann-Sofie Johansson, Directora de Diseño de H&M.

Los diseñadores de la marca son conscientes de que el blanco y los tonos pastel-neutros serán los protagonistas de la primavera, por eso todos los diseños de la colección siguen una línea minimalista de imagen romántica, con volantes, lazos y drapeados. La colección estará disponible en todos los puntos de venta de H&M a partir del 14 de abril. De momento y hasta que llegue el día, podemos deleitarnos con las imágenes de la colección y fichar nuestros favoritos.

Os dejo con una selección de mis prendas preferidas

*Todas las fotografías son de H&M


To be adored (TBA) nació hace dos años para endulzarnos la vida. Nació con el guapo subido. Nació para ponernos los dientes largos. Nació para crearnos dilemas mentales por culpa de sus precios…

Conocí esta marca del diseñador Binbin McNieven hace pocos meses a través de ASOS. Sus originales diseños, femeninos, pastelosos y nostálgicos de épocas pasadas, impactaron de lleno en mi retina. Los cuellos babero y los dulces vestidos babydoll de terciopelo me enamoraron. El objetivo de este post es endulzaros un poco la vista con algunos diseños del catálogo Spring 2011. ¿Qué os parece? Si pudiera, ¡me lo compraría TODO!

Los culpables de mi adicción fueron estos dos vestidos: