La noche más especial para los donostiarras. Sin duda. A partir de las 24.00 horas las calles de San Sebastián retumbarán con el rataplán de los tambores. Mañana la fiesta continua. Una pena que dure tan sólo un día, aunque muchos creen que esa es la razón de su singularidad…

Advertisements