Niñas menores de ocho años que se comportan como mujeres adultas, sensuales y seductoras. Thylane, Lea y Prune posan ante la cámara de Sharif Hamza para la edición diciembre/enero de Vogue París y poco ha tardado en saltar la polémica. Rostros maquillados, peinados recargados y vestidos de Versace, Gucci y Yves Saint-Laurent.

La edición francesa de “La Biblia de la Moda” no ha pasado desapercibida y las imágenes no han tardado en dar la vuelta al mundo. Algunos creen que se trata de un trabajo inocente y cargado de belleza. Otros piensan que es una provocación que aumenta la obsesión por estas frágiles lolitas, como es el caso del ilustrador Alexsandro Palombo, que ha declarado que “es el regalo ideal para los pedófilos».

 

Advertisements